Smoothies

Prepara tu mejor smoothie

Smoothie de sandía

Smoothie de sandía

Los smoothies elaborados únicamente con sandía son un poco diferentes de otros smoothies de frutas, ya que la sandía tiene un contenido de agua bastante más elevado que el resto de frutas.

Si no lo haces correctamente, puede que tu smoothie no tenga sabor. Pero si sigues estos consejos, tu smoothie quedará cremoso y con un intenso sabor a sandía.

Para contrarrestar el problema del exceso de agua, lo más eficaz es congelar la sandía picada previamente. Si lo hacemos con sandía fresca y hielo picado en su lugar, nos saldría una consistencia parecida a un zumo.

Cuando cortemos la piel de la sandía, cortamos también la carne en trozos pequeños, para que sean más fáciles de triturar.

Forramos una bandeja con papel vegetal y distribuimos la sandía fresca cortada, dejando espacio entre las piezas. Cubrimos la sandía con film y lo introducimos en el congelador durante 1 hora.

Si no vamos a hacer el smoothie en el momento, transferimos los trozos a una bolsa de congelación y lo dejamos en el congelador hasta que lo vayamos a utilizar.

Y con estos consejos, ya podemos empezar la receta.

Ingredientes necesarios

  • 3 tazas de sandía sin semillas (congelada y cortada en trozos)
  • 250 ml de leche (o cualquier bebida vegetal)
  • 1/2 taza de yogur de vainilla
  • 3 cucharadas de jarabe de arce o miel
  • 2 hojas de menta para decorar
  • 2 pequeñas cuñas de sandía fresca para decorar

Preparación paso a paso

  1. Colocamos los trozos de sandía congelados en una batidora de vaso, o si tenemos, en una Vita Mix. Añadimos la leche, el yogur, y el jarabe de arce (o la miel) y lo mezclamos bien hasta que esté todo triturado, sin grumos.
  2. Servimos el smoothie inmediatamente en vasos fríos, y lo adornamos con una cuña de sandía y una o dos hojas de menta fresca, que con su característico color verde, resaltarán el rosa del smoothie.

Notas

Para no complicarnos la vida, elegimos una variedad de sandía sin pepitas. Y si no la podemos encontrar sin pepitas, tendremos que tomarnos nuestro tiempo para eliminar todas y cada una de ellas antes de congelar la fruta.

Si tienes intolerancia a la lactosa, puedes sustituir la leche por cualquier bebida vegetal (avena, soja, arroz, almendras, etc.). El yogur también puedes sustituirlos por un yogur sin lactosa.

Si no haces smoothies por no manchar, te voy a dar un consejo para limpiar rápidamente la batidora de vaso. Enjuaga el vaso de la batidora con un poco de agua, luego llenalo con agua hasta la mitad y añade un poco de jabón lavavajillas. Enciéndala a alta potencia durante 20 segundos. Aclárala con agua y ya estará limpia.