Smoothies

Prepara tu mejor smoothie

Smoothie de frutos rojos

Smoothie de frutos rojos

Últimamente me ha dado por hacer smoothies, así estoy batidora para arriba, batidora para abajo. ¡Qué gran invento! Tengo muchas versiones diferentes, pero sin duda la que más me gusta es esta, una selección de frutos rojos, con fresas, arándanos y frambuesas.

Es increíble lo fácil que resulta hacerlos. No me da pereza prepararme uno cuando me levanto porque se tarda 5 minutos en hacerlo todo.

Solo tienes que tener una batidora de vaso, frutos rojos variados congelados, y un yogur de vainilla. Para mi gusto, el smoothie es suficientemente dulce con el azúcar natural de las bayas y el yogur, pero si eres muy goloso, puedes endulzarlo más añadiendo un poco de miel.

Su color rosa oscuro, casi rojo, es perfecto para servirlo en San Valentín. Sería genial para un aperitivo rápido o incluso para el desayuno de esa fecha tan señalada. Aunque yo no espero a que sea 14 de febrero para hacerlo, congelo mis frutos rojos favoritos, y lo hago todas las semanas.

Si tu también quieres probarlo, aquí tienes la receta. Aunque para mi está perfecto como está, siéntete libre de modificar las cantidades o los ingredientes a tu gusto.

Ingredientes que vamos a necesitar

  • ½ taza (120 ml) de agua
  • 1 yogur de vainilla
  • ½ taza (75 g) de fresas congeladas
  • ½ taza (75 g) de arándanos congelados
  • ½ taza (60 g) de frambuesas congeladas
  • Un puñado de frutos rojos frescos para decorar
  • Una hojita de menta para decorar

Modo de elaboración

Paso 1. Introduce todos los ingredientes en el vaso de la batidora de vaso, en el orden que se indica arriba, y coloca la tapa correctamente.

Paso 2. Selecciona la velocidad más alta, enciende la máquina y mézclalo todo durante 1 minuto, o hasta que alcance la consistencia deseada.

Paso 3. Vierte la mezcla en un vaso y decóralo con los frutos rojos frescos y la hoja de menta.

Notas

Aunque hay frutas del bosque que ya vienen variados y congelados, prefiero comprarlos frescos y congelarlos después. Siempre procuro elegir unos productos de calidad, pues es lo que va a darle sabor y nutrientes al smoothie, y luego hago mis propias mezclas.

A veces también utilizo moras o grosellas, si las encuentro, y la mezcla es de lo más variada.

¿Quieres añadir algunos ingredientes verdes a tu smoothie? Es fácil, puedes agregar espinacas frescas o incluso kale. Con el kale recuerda no incluir los tallos, sólo las hojas. Coge un puñado de tus ingredientes verdes favoritos, y añádelos a la batidora. Así de fácil, así de delicioso.